Avisar de contenido inadecuado

" Puede que algún día sea Martes"

{
}


Esta vida huele a viaje dulce, pero el tren sabe rancio, como si pudiera intuir su amargura bajo las capas viejas de pintura que cubren mi paladar.
Hay un cielo silencioso, que pende en algún lugar sobre mi cabeza, una estrella que lo llena al mediodía, dicen que genera tiempo, que genera luz, pero es una ilusión.
Sobre el tren solo hay cemento, cemento viejo y agrietado, que amenaza la existencia de mis sueños, como si tuviera una dieta equilibrada, a base de mis más dulces pensamientos.


Hoy encontré a un niño, vendía tiempo en porciones, como si fueran pequeñas esferas de queso. No consiguió que nadie le comprase una sola. Era un simple niño, y claro nadie le creyó. Yo le compré una, por dos razones, una porque recordé que fui niño, otra porque nunca dejé de serlo. Algunos me tienen por adulto, sólo porque lo parezco, pero claro vivimos en un mundo donde todo es parecer, y asi ya vale.
Al llegar a casa estaba tan cansado, que decidí ser niño y me comí el queso, pensé que así ganaría tiempo, para poder dormir, y soñar y descansar, pero sobre todo tiempo tiempo para despertar, y no lo creerán pero llevo más de cuarenta años, viviendo en lunes y casi siempre despierto.


En mi sempiterno lunes vivo feliz, no dejo de soñar, dormido o despierto qué más da, el tiempo ha dejado de existir, en realidad nunca existió
Como os digo, la vida huele dulce, pero el tren es rancio, pero ya no importa. Ahora lo mitiga, el más dulce de los sueños, y mi esperanza invencible, porque sé que algún día, cuando yo quiera, puede que mañana o cuando me apetezca, sea Martes.

Mik/17

{
}
{
}

Comentarios " Puede que algún día sea Martes"

Amigo, esto me encantó, yo también quiero un poquito de ese queso, a ver si puedo detener el tren de mi vida que va desbocado.
Maricruz Maricruz 06/03/2017 a las 04:41

Deja tu comentario " Puede que algún día sea Martes"

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre